Criptomonedas Ecologicas

Nuevas criptomonedas ecológicas en el horizonte

A medida que aumentan las preocupaciones sobre los niveles de energía utilizados en la extracción de criptomonedas, constantemente surgen nuevas iniciativas para mejorar las credenciales ambientales del sector.

Estos incluyen un mayor uso de energía renovable , protocolos más eficientes en energía y compensación de la huella de carbono.

TRG Datacenters dice que espera ver la creación de nuevas , más sostenibles y ecológicas, así como grandes cambios en las prácticas de las monedas existentes.

La empresa identifica a nano, IOTA y chia como pioneros en criptomonedas ecológicas, con el compromiso de reducir el impacto ambiental de las transacciones.

Más de 45 empresas y particulares de los sectores de las criptomonedas, las finanzas, la energía y la tecnología también se han adherido al Crypto Climate Accord , que busca descarbonizar la industria y lograr cero emisiones netas del consumo de electricidad asociado a las criptomonedas para 2030.

Principales Criptomonedas Ecológicas

Chia (XCH)

Cardano (ADA)

Nano (NANO)

Stellar Lumens (XLM)

De que trata Nano

Nano se define como una moneda con transacciones instantáneas, sin comisiones y de fácil uso para las personas en cualquier parte del mundo.

La historia de este proyecto comienza en 2014, cuando su creador Colin LeMahieu comenzó el desarrollo de este proyecto de forma personal. En ese entonces, LeMahieu buscaba solucionar algunos problemas como la baja escalabilidad, el alto costo de tarifas y la velocidad de confirmación de transacciones en blockchains como Bitcoin (BTC).

Con ello en mente, LeMahieu comenzó el diseño de RaiBlocks (XRB), su proyecto de criptomoneda que usaría la tecnología de los DAG (Grafos Acíclicos Dirigidos), para construir un sistema de funcionamiento de su ledger completamente distinto al que se usa blockchain. De igual forma, apostó por el uso de DPoS (Distributed Proof of Stake – Prueba de Participación Distribuida) en lugar de PoW (Proof of Work) o PoS (Proof of Stake), ya que este sistema brinda una mejor capacidad de escalabilidad (frente a PoW) y una mayor descentralización (frente a PoS).

La elección de DAG, le permitía a LeMahieu crear una nueva estructura de control de transacciones y cuentas que llamó: block-lattice o enrejado de bloques. Este es realmente el corazón de este proyecto y el origen de sus capacidades. Como resultado de las investigaciones y del trabajo realizado, Colin LeMahieu presentó en 2015, el white paper de su proyecto. Más tarde, el 4 de octubre de 2015 comenzó el funcionamiento de esta red.

DPoS, el protocolo de consenso elegido para Nano

En primer lugar, tenemos que Nano funciona en una red que usa el protocolo de consenso DPoS o Prueba de Participación Delegada. La elección de DPoS, busca tres cosas:

  1. Permitir una mejor escalabilidad frente a protocolos como Prueba de Trabajo (PoW) usado en Bitcoin y otras redes.
  2. Reducir los tiempos de confirmación (nuevamente en comparación con PoW).
  3. Reducir el consumo de electricidad.

En todos estos casos, la elección de DPoS resultó ser efectiva, puesto que el protocolo permite que Nano tenga una altísima velocidad, capacidad para procesar grandes números de transacciones y el consumo de electricidad es cientos de veces inferior al de redes como Bitcoin y Ethereum.

Sin embargo, DPoS también ha dado lugar a una altísima centralización, que ha llevado a muchos personajes de la criptocomunidad a criticar el modelo. De hecho, en la actualidad solo existen 380 representantes en toda la red de y la mayoría de ellos no suelen estar activos todo el tiempo. Esto hace que la centralización sea mucho mayor y con ello el riesgo de ataques aumenta.

DAG, una alternativa a la blockchain con mayores posibilidades

Otra parte importante en el funcionamiento de Nano es su estructura DAG o Grafo Acíclico Dirigido. Un DAG es una estructura muy parecida a una blockchain, solo que es mucho más flexible en su formación y funcionamiento, lo que permite ciertas libertades de desarrollo. Entre esas libertades está; la que los nodos que usan DAG son capaces de emitir y validar sus propias transacciones, que luego son analizadas y confirmadas por el resto de la red.

Esto significa que si un usuario ejecuta un nodo, este al emitir una transacción será capaz, al mismo tiempo, de ofrecer una confirmación inicial de dicha transacción. Esta confirmación inicial luego es comprobada por el resto de la red, al examinar el estado de la red en el momento en que se emitió dicha transacción y su estado actual.

En pocas palabras, en una DAG los usuarios se convierten en confirmadores de sus propias transacciones, y el resto de la red, solo ofrece luego un consenso general de la veracidad y validez de dicha operación. Si la red está en consenso la transacción se tomará como válida, pero si hay algún problema, la transacción será invalidada y no será incluida en el ledger.

1 comentario en “Criptomonedas Ecologicas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.